(0261) - 7312533/7310719         
  Servicios de Imágenes Diagnósticas  
     
   
      Encefalograma -(EEG)  
QUE ES UN ENCEFALOGRAMA - ( EEG )
Es un estudio de la función cerebral que recoge la actividad eléctrica del cerebro, en situación basal y con métodos de activación como la hiperventilación y la fotoestimulación. Es conveniente registrarse durante el sueño y vigilia. La señal eléctrica recogida se amplifica y representa en forma de líneas, interpretándose la actividad de las distintas áreas cerebrales a lo largo del tiempo.

Para recoger la señal eléctrica se utilizan electrodos colocados en el cuero cabelludo, a lo que se añade un gel para posibilitar la señal eléctrica cerebral, que es de una magnitud de microvoltios, se puede registrar y analizar en el electroencefalógrafo.

El desarrollo de las modernas técnicas informáticas hace que actualmente sea una exploración útil y necesaria para el estudio de diversas patologías, entre las que destacan el retraso madurativo en la infancia, el deterioro cognitivo, las meningitis y encefalitis, el traumatismo craneoencefálico, la anoxia cerebral, el coma y de forma muy especial la epilepsia.

¿PARA QUE SIRVE?
El EEG sirve para observar el funcionamiento eléctrico cerebral. Por lo tanto será de interés conocer su normalidad o no en pacientes con alteraciones de las funciones cerebrales, bien de forma persistente o de modo episódico.

Puede detectar alteraciones de todo el cerebro o de algunas áreas, es decir podrá servir para observar alteraciones en lesiones (tumores, hemorragias, encefalitis, traumatismos, entre otras.)

Es fundamental realizar el EEG en pacientes cuyo síntomas o quejas sean deterioro del nivel de conciencia (somnolencia, estupor, coma) perdidas de facultades intelectuales (perdida de memoria, demencia) o episodios que hagan sospechar crisis epilépticas (ya que la epilepsia es una enfermedad en la que el cerebro descarga de modo brusco impulsos eléctricos produciendo los ataques.

El EEG con pacientes fuera del episodio y especialmente durante el episodio ayudará al diagnostico de epilepsia o no ( hay otras enfermedades que pueden semejar epilepsia, como síncopes, migraña, trastorno del sueño, trastornos del control motor (tics, mioclonías) procesos psiquiátricos, trastornos endocrinos (como el feocromocitoma o el síndrome carcinoide).

En niños, especialmente recién nacidos, es fundamental para detectar anomalías tanto por poder detectar daños establecidos, como para señalar defectos en la maduración y crecimiento cerebral.

En cada paciente hay que pensar que es lo que se quiere descartar para adecuar las condiciones del registro. En algunos pacientes será preciso registrar sueño, y en ocasiones de modo prolongado durante toda la noche, 24 horas o más, para observar si existe actividad que haga sospechar la presencia de procesos epilépticos.

¿COMO SE REALIZA?
El EEG es un procedimiento sencillo, se le colocan electrodos, después de estar acostado o sentado y se comienza con el registro.

La actividad cerebral debe registrarse en reposo, con ojos cerrados y abiertos, y en maniobras de activación, que son la hiperventilación (respiración profunda) y la estimulación con la luz tipo flash a distintas frecuencias. En ocasiones, hay que acudir al EEG después de haber dormido poco durante la noche anterior; lo puede solicitar el médico cuando se buscan algunas anomalías que se provocan con la falta de horas de sueño.

¿QUE MEDICO SOLICITA EL ESTUDIO?
Las personas remitidas por el neurólogo tratante, bien sean pacientes infantiles o adultos.

Particularmente, se efectúa en pacientes que presentan convulsiones, crisis de ausencia, espasmos del sollozo, agresividad, hiperactividad, problemas de aprendizaje, conducta, entre otros.

Cómo leer el Electroencefalograma
Cuando se interpreta el EEG se ven varias líneas de actividad eléctrica cerebral. A la izquierda de cada línea aparecen unas letras y unos números, que nos dicen cuál es la localización cerebral de cada línea.

Lo que registra el EEG es la corriente eléctrica de las neuronas y circuitos neuronales que hay en el cerebro, y que la corriente eléctrica se mide siempre entre dos puntos (diferencia de potencial), en este caso entre dos electrodos, que están situados en la cabeza en dos lugares diferentes.

La Actividad Cerebral
Con el Electroencefalograma se registran unas ondas, que son producidas por la activación de las neuronas del cerebro. A estas ondas se les da el nombre de una letra griega, según su frecuencia. La frecuencia es la mayor o menor rapidez de las ondas, valora el número de ondas en un segundo, y se mide en hertzios -Hz-, por ejemplo, en una actividad de 8 Hz hay 8 ondas en un segundo. Las frecuencias del EEG se dividen en 4 grupos:

  • delta, son las más lentas, con un ritmo de 1-3 ondas cada segundo;
  • theta, de 4 a 7 ondas por segundo;
  • alfa, de 8 a 12 ondas por segundo;
  • beta, por encima de 12 ondas por segundo.

Así, se habla de frecuencias lentas (delta y theta), frecuencia alfa y frecuencias rápidas (beta).

Además de la mayor o menor rapidez -frecuencia-, interesa valorar el tamaño (amplitud) de las ondas, oscila de pocos microvoltios (µV) hasta 500 µV o 1 milivoltio (mV).

La actividad EEG es diferente cuando se está despierto o dormido.

Durante el sueño en el trazado EEG predominan frecuencias lentas de mayor amplitud, y aparecen ondas típicas que no se ven en la vigilia, como son las ondas vertex, los complejos K o los husos de sueño.

Fases del sueño
Cuando estamos despiertos, la actividad EEG normal se explora estando relajados y con los ojos cerrados, y se registra un ritmo en frecuencia alfa (de 8 a 12 ondas por segundo) en las áreas posteriores del cerebro (región occipital), que desaparece al abrir los ojos o al concentrarse en una tarea. En el resto de áreas cerebrales se ven ondas de baja amplitud de varias frecuencias (lentas, alfa y rápidas).

La actividad EEG varía en función de la edad.

  • En el recién nacido el cerebro es inmaduro, y la actividad cerebral es algo desorganizada.
  • Durante la infancia se produce un modelamiento progresivo del cerebro, y la actividad EEG adquiere con la edad su forma característica.
  • Con el envejecimiento se producen también modificaciones en la actividad eléctrica del cerebro.

Es importante saber que en el registro EEG normal aparecen artefactos, que son alteraciones que se deben a múltiples causas (movimientos musculares, oculares, respiración, pulso, electrodos, resistencia de la piel, sudor, problemas técnicos) y no significa que haya patología.

Artefactos del EEG

Actualmente se realiza el EEG digital, mediante ordenadores que procesan la información y permiten analizarla de distintas maneras, incluso con procesamientos matemáticos.

Actividad Patológica del Electroencefalograma

El Electroencefalograma (EEG) puede presentar una actividad normal o alteraciones y actividades patológicas.

  • Actividad normal
  • Alteraciones de la actividad de base
  • Actividad Focal
  • Actividad Paroxística

Actividad Normal

La actividad normal del electroencefalograma se describe como ondas alfa en las regiones posteriores (occipitales). Se puede comprobar estando despiertos, relajados y con los ojos cerrados, y desaparece al abrirlos o al concentrarse en una tarea.

Actividad Patológica del Electroencefalograma

En condiciones de estrés no se aprecia la actividad alfa, por lo que es importante estar relajado durante la exploración. En las situaciones patológicas suele encontrarse enlentecida (ondas lentas delta y theta).

Actividad Focal

Consiste en brotes de actividad de cualquier frecuencia (delta, theta, alfa, beta), generalmente ondas lentas (delta y theta), que aparecen localizadas en un área determinada del cerebro (frontal, parietal, temporal, occipital).

Además de su frecuencia y localización, la actividad focal se puede describir según su morfología (aguda, variable, monomorfa), su ritmicidad (rítmica, intermitente), amplitud, propagación y persistencia.

Un signo localizador muy valioso es la oposición de fase. Se produce cuando una onda con forma aguda se ve dirigida en dos líneas hacia el mismo electrodo.

Signos de oposición de fase

Es importante saber que la actividad focal por sí sola no significa que haya una patología, ya que se puede ver en personas normales, o de forma ocasional en cefaleas. Hay que relacionar los hallazgos EEG con la historia clínica de cada paciente.

Actividad Paroxistica

Consiste en la actividad que se encuentra en los casos de epilepsia. Corresponde a una despolarización brusca de un grupo de neuronas.

  • Punta: Duración menor a 70 milisegundos.
  • Onda Aguda: Duración entre 70 y 200 milisegundos.
  • Punta-Onda: Punta seguida de una onda.
  • Polipunta: Varias puntas agrupadas.

Ejemplos de descargas paroxísticas son la punta-onda a 3 Hz, la punta lenta-onda, punta y onda generalizadas atípicas, actividad paroxística rápida generalizada, la hipsarritmia o el status epiléptico.

Las descargas paroxísticas pueden ser localizadas o generalizadas, rítmicas o arrítmicas, y tienen un gran valor para diagnosticar los distintos tipos de epilepsia. Por ejemplo, en las crisis de ausencia suelen verse descargas generalizadas de punta-onda a 3 Hz, la punta lenta-onda puede ser un signo de mal pronóstico o mala respuesta al tratamiento, la polipunta y la polipunta-onda se ven en síndromes idiopáticos en los que aparecen mioclonías, la hipsarritmia es típica del síndrome de West.

Además, durante el tratamiento, la normalización de la actividad EEG es un signo de respuesta al mismo, de hecho, en aquellos pacientes candidatos a retirada del tratamiento, tras llevar al menos 2 años sin crisis epilépticas, un EEG normal es de buen pronóstico.

Técnicas de realización del Electroencefalograma

Existen diversas técnicas para obtener un Electroencefalograma (EEG).

  • EEG de Vigilia.
  • EEG en privación del sueño.
  • Tests de latencias múltiples.
  • Polisomnograma Diurno.
  • Otras técnicas.
EEG de vigilia

El EEG de vigilia es el que normalmente se solicita, no se necesita ninguna preparación especial.

Se coloca un casco, en el que van acoplados los electrodos, en la cabeza del paciente.

Es necesario conseguir un estado de relajación, en un ambiente sin ruidos ni estímulos externos.

La exploración dura entre 30 y 45 minutos.

Durante la misma se realizan las llamadas activaciones, que son dos:

  • Hiperventilación: durante 3 minutos se respira profunda y lentamente, lo que produce cambios en el CO2 de la sangre, que influye en el cerebro, modificando la actividad EEG.
  • Estimulación luminosa: se utiliza un flash para mandar destellos repetidos de luz, que igualmente puede modificar la actividad EEG.

    Con las activaciones se pretende que aparezcan alteraciones que no se ven en la situación de reposo.

EEG en privación de sueño

La privación de sueño es otro mecanismo activador de las anomalías EEG. El paciente tiene que estar toda la noche anterior sin dormir, y el registro se hace a primera hora de la mañana.

Dura más tiempo que el EEG normal, entre 45 minutos y 1 hora y media, y es normal quedarse dormido, de forma que también proporciona información sobre la actividad EEG durante el sueño.

Cuando un EEG de rutina es normal y persiste la sospecha de epilepsia se debe solicitar un EEG en privación de sueño.

Tests de latencias múltiples

Se utiliza para estudiar situaciones como la hipersomnolencia o la narcolepsia.

Consiste en 2 a 4 registros EEG durante la mañana, intentando conseguir uno o varios inicios de sueño, pero en condiciones normales, es decir, habiendo dormido la noche anterior.

Polisomnograma Diurno

El polisomnograma registra no sólo la actividad EEG, sino también la actividad ocular, muscular, electrocardiograma, flujo respiratorio y saturación de oxígeno, según los requerimientos diagnósticos.

Debe hacerse bajo privación de sueño

Para qué se prescribe el Electroencefalograma

El EEG se prescribe para el estudio de:

  • Epilepsia.
  • Maduración en la infancia: prematuros, neonatos, infantil.
  • Determinados casos de Cefalea.
  • Deterioro cognitivo, transtornos de memoria y comportamiento, demencia.
  • Meningitis, encefalitis.
  • Traumatismo cráneo-encefálico.
  • Anoxia cerebral (tras parada cardíaca, ...).
  • Coma.

Epilepsia

La epilepsia es una enfermedad frecuente. La prevalencia se calcula en cerca de 6 personas de cada 1.000.

Que una persona tenga "epilepsia" no supone en la actualidad que tenga una enfermedad neurológica importante. Cada caso es diferente, hoy en día se ha cambiado la imagen de la enfermedad, debido a que se han producido múltiples avances, se han tipificado muchos tipos de epilepsia, dependiendo de la edad, de los síntomas que produce, de los antecedentes familiares, de la existencia de alguna enfermedad asociada o de la existencia de lesiones neurológicas. Además los tratamientos recientes han mejorado su control y tienen menos efectos secundarios.

En la epilepsia el síntoma principal es la "crisis epiléptica", que se produce por una descarga anormal de un grupo de neuronas del cerebro. La crisis epiléptica dura desde muy pocos segundos hasta minutos.

La crisis puede cursar de muchas formas, dependiendo de cuál es el área cerebral donde se produce la descarga anormal. Si éste área es localizada se producen crisis parciales, y las manifestaciones son diferentes, dependiendo de la zona afectada, por ejemplo, el área frontal del cerebro produce movimientos de cualquier parte del cuerpo, normalmente de una sola extremidad; el área parietal produce alteraciones sensitivas; el área occipital trastornos visuales; cuando se ve afectada el área temporal se desencadenan entre otros síntomas psíquicos. Las crisis parciales pueden ser simples o complejas, en este último caso se produce una disminución del nivel de conciencia.

Si la descarga afecta a todas las áreas del cerebro se producen crisis generalizadas, y pueden cursar convulsiones (contracción o sacudidas generalizadas de las extremidades) o sin ellas (atonía generalizada o las ausencias).

Se dice que una Epilepsia es Sintomática cuando existe una lesión anatómica que predispone a que un grupo de neuronas del cerebro produzca una descarga anormal, por ejemplo después de un traumatismo cráneo-encefálico, una parada cardíaca con anoxia prolongada, una meningitis o un infarto cerebral. Cuando no hay una causa desencadenante se habla de Epilepsia Idiopática. En otras ocasiones se presupone una etiología, pero no se encuentra claramente una lesión, entonces se habla de Epilepsia Criptogénica.

Maduración en la infancia: prematuros, neonatos, edad infantil

Los recién nacidos no tienen aún desarrollado el sistema nervioso central, y la maduración cerebral se produce durante la infancia, especialmente hasta los 4 años. En determinados niños puede observarse algún tipo de retraso madurativo, que afecte al lenguaje, al desarrollo motor o al comportamiento. A veces puede acompañarse de crisis epilépticas, con muy diversas manifestaciones.

Determinados casos de Cefalea

Normalmente no es necesario solicitar un EEG cuando una persona presenta dolor de cabeza, aunque hay situaciones que requieren un estudio del mismo, como un inicio agudo en pacientes que no han presentado previamente cefalea, o cuando se acompaña de otros síntomas. En algunas patologías, como la migraña, se han descrito asociaciones con crisis epilépticas.

Deterioro cognitivo, trastornos de memoria y comportamiento, demencia

Con el envejecimiento se producen también cambios en el EEG, aunque hay enfermedades que producen alteraciones en edades más precoces.

Meningitis, encefalitis

Las infecciones del sistema nervioso central producen modificaciones en el EEG.

Traumatismo cráneo-encefálico

Pueden verse alteraciones EEG localizadas en la zona del traumatismo, y complicaciones, como hematoma subdural o crisis epilépticas.

Anoxia cerebral (tras parada cardíaca ...)

Tras una parada cardio-respiratoria, dependiendo del tiempo transcurrido, pueden producirse lesiones en el sistema nervioso central, transitorias o irreversibles. El EEG y los potenciales evocados ayudan a delimitar dichas lesiones y a establecer un pronóstico.

Coma

En el coma tanto el EEG como los potenciales evocados son útiles para establecer un diagnóstico y un pronóstico, especialmente en los estadíos iniciales.

INSTRUCCIONES PREVIAS PARA REALIZAR UN EEG EN EL CENTRO MEDICO MADRE MARIA DE SAN JOSE C.A.

(TANTO ADULTOS COMO NIÑOS)

  • Los pacientes deberán estar en el laboratorio 30 min antes de la hora señalada.
  • Traer orden del médico tratante.
  • Traer el cabello limpio y seco, lavado con champú sin usar acondicionador; libre de laca, gelatina, o cualquier otro producto para el cabello.
  • Asistir desayunado. En caso de niños darles el biberón 2 horas antes.
  • No modificar sus hábitos dietéticos, ni de trabajo, el día antes al estudio.
  • No suspender los medicamentos que esta ingiriendo y traer especificado el nombre del medicamento y la cantidad. De ser posible traer las especificaciones del médico que prescribió el tratamiento.

Si el neurólogo tratante indica privación del sueño, el paciente deberá:

Dormir 4 horas.
Se sugiere: dormir a la 1:00 am y levantarse a las 5:00 am.

INSTRUCCIONES ADICIONALES PARA EL NIÑO (menores de 4 años)

  • NO dejarlo dormir antes del examen.
  • Traer pañales para cambiar al niño.
  • Traer un biberón con su alimento.
  • En lo posible, la madre para acompañar al menor.
  • Traer peso exacto y temperatura del menor.
HORARIO DE ATENCIÓN:

LABORATORIO DE ELECTROENCEFALOGRAFIA

De lunes a viernes a partir de las 7:00 am hasta 12:00 am.
Por orden de llegada. (prioridad niños y adultos mayores)
Entrega de resultados: 3 días hábiles luego de haberse hecho el estudio.
NOTA: los estudios son informados por el neurólogo, NO por el técnico.

 

     
 
   
   
CENTRO MEDICO   SERVICIOS                Conócenos
Historia
Directorio Médico
Busca tu médico
Chequeador de Sintomas
  Emergencia
H.C.M.
Laboratorio
Imágenes
Cuidados Intensivos
Terapia Respiratoria
Banco de Sangre
Video Endoscopia
         
       
             Contactenos via telefónica
       
             Servicios A-Z
       
             Chequeador de Sintomas
           
             
© Centro Médico Madre Maria de San José